Hoy vamos a reciclar frascos de vidrio y a transformarlos en una divertida casa champiñón, inspirada en la película de los Pitufos, es una manualidad muy decorativa y económica.